Embarazo y despido: todo lo que necesitas saber

La maternidad es una situación muy protegida en el derecho del trabajo debido a que muchas empresas tiemblan cuando una trabajadora se queda embarazada. La natalidad es esencial para un país, pues son los futuros cotizantes los que van a aguantar las pensiones del mañana. Por ello, es necesario que exista un mecanismo de defensa para que las empresas no puedan despedir injustificadamente a las trabajadoras que se encuentran en esta situación. En este post responderé algunas dudas laborales que pueden surgirte respecto al embarazo.

Embarazo y despido

Son muchas las mujeres que me llaman con miedo a las represalias empresariales cuando se quedan embarazadas. Y no es para menos porque existe gran cantidad de empresarios que de no ser por esta protección objetiva que tienen las futuras madres, pagarían la indemnización por despido improcedente para quitárselas de encima ya que, según ellos, les sale más a cuenta que mantenerlas de alta. La mujer, embarazada y en el paro, tendría que tirar adelante con un sueldo menos y una futura boca más que alimentar. ¡Desastre total, vamos!

¿Pero hasta qué punto las leyes brindan esta protección? ¿Te pueden despedir estando embarazada?

En nuestro país existen dos tipos de despido: el procedente y el improcedente:

  • Un despido procedente, tal y como la palabra indica, es un despido justificado de acuerdo con la ley. El despido procedente alcanzaría a los trabajadores que han incumplido su contrato de forma muy grave (despido disciplinario) o bien, la empresa necesita amortizar su puesto de trabajo por causas ajenas al trabajador, de índole económica, técnica, organizativa o de producción (despido objetivo). Este sería el caso en el que el despido sí que sería válido. Una trabajadora embarazada tiene los mismos deberes que el resto del personal, y si incumple gravemente su contrato, podría ser despedida sin cobrar ni un euro. Lo que ocurre es que en caso de un pleito, la empresa va a tener que demostrar muy bien que el motivo del despido no estaba relacionado con el embarazo.
  • Un despido improcedente es todo lo contrario. La empresa, con tal de no asumir el coste de la trabajadora embarazada, prefiere despedirla pagándole la indemnización máxima legal contemplada en el Estatuto de los Trabajadores (45/33 días de salario por año de servicio). En este caso el despido sería nulo, por lo que la empresa estaría obligada a readmitir a la trabajadora en el mismo puesto y en las mismas condiciones que tenía, pagándole todos los salarios dejados de percibir hasta la fecha de la sentencia. Además, podrías solicitar una indemnización por los daños y perjuicios ocasionados.

Una vez aclarados estos términos, voy a responder las dudas más frecuentes que podrían surgirte al respecto:

¿Qué pasaría si la empresa no supiera que estoy embarazada y me despide?

El solo hecho de estar embarazada ya te da la suficiente protección para blindarte ante un despido injustificado. Es indiferente que la empresa no conozca tu situación en el momento de la comunicación. No obstante, como la empresa no habrá actuado de mala fe, no podrás reclamarle los daños y perjuicios ocasionados por su decisión.

¿Y si estoy en período de prueba? ¿Me pueden despedir?

Es cierto que el contrato podría finalizar por no superar el período de prueba sin justificación alguna, pero en caso de que demandes, la empresa va a tener que justificar muy bien que el motivo del despido no está relacionado con tu futura maternidad.

Tengo un contrato temporal y ahora me finaliza. ¿Me pueden finiquitar estando embarazada?

En este caso la extinción sería completamente legal, pero habría que entrar en el fondo del contrato, es decir. Si te contratan temporalmente por una causa justificada, la empresa podría extinguir el contrato aunque estés embarazada, pero si la causa por la que se suscribió el contrato no es justificada, entonces la extinción sería nula. Pongo varios ejemplos:

  • Si te contratan para sustituir a un trabajador y el trabajador se reincorpora a su puesto, es completamente válido que tu contrato finalice.
  • Si te contratan para un servicio determinado y ese servicio finaliza, también es una causa válida.
  • Si la causa que consta en el contrato es genérica (por ejemplo, contrato eventual por incremento de faena en un período de dos meses), al no especificar claramente la causa del contrato temporal, se equipararía a un contrato indefinido, por lo que la nulidad del despido está garantizada.

Estoy en pleno proceso de fecundación in-vitro. ¿Puede la empresa despedirme?

Se acaba de publicar una sentencia del TSJ de Cataluña en el que la empresa ha sido obligada a readmitir a la trabajadora porque se pudo demostrar que el despido estaba relacionado con la fecundación. En el año 2012 recibió una felicitación por su ascenso y en el 2014 la despidieron por un supuesto bajo rendimiento en su trabajo. En este caso los jueces han equiparado la situación de la trabajadora con la del embarazo, alegando una discriminación por razón de sexo. Podéis leer la noticia entera haciendo click aquí.

¿Qué pasaría si vuelvo de la baja maternal y al cabo de un tiempo me despiden? ¿Pueden hacerlo?

El Estatuto de los Trabajadores también protege esta situación. Será nulo el despido injustificado de los trabajadores que se hayan reintegrado después de la maternidad, adopción, guarda con fines de adopción, acogimiento o paternidad, siempre que no hubieran transcurrido más de nueve meses desde la fecha de nacimiento, adopción, delegación de guarda con fines de adopción o acogimiento del hijo o del menor.

¿Y si solicito la reducción de jornada por cuidado de un menor? ¿Me la podrían denegar o despedirme?

La reducción de jornada por guarda legal tiene la sufiente entidad como para redactar un artículo por separado (me lo apunto para el futuro). La empresa estaría obligada a concederte la reducción por cuidado de un menor de 12 años, siempre que sea de al menos 1/8  y un máximo de la mitad de la jornada. El despido injustificado en esta situación también conllevaría la nulidad.

¿Qué puedes hacer si la empresa te presiona para que dejes el trabajo?

El embarazo es una situación que no le suele hacer mucha gracia a las empresas. Trabajadoras con expedientes impecables, de repente, se dan cuenta de que el jefe las increpa sin motivo, les dirige palabras ofensivas y las supervisa exhaustivamente con el fin de encontrar algún fallo para poder justificar una sanción disciplinaria. Incluso podrían forzarte a que firmaras la baja voluntaria (lo que conllevaría a perder la prestación por desempleo), por lo que has de estar muy bien asesorada y tener la seguridad de que la ley te va a amparar en todo momento.

Si se trata de una empresa grande, lo más probable es que exista un comité de empresa al que  puedas dirigirte para intentar llegar a un tipo de mediación. En caso de carecer de representación, podrías denunciar el comportamiento empresarial ante la Inspección de Trabajo. En este caso es importante poder aportar alguna prueba de este acoso para poder realizar las investigaciones al respecto.

Una situación de acoso puede crearte mucha ansiedad teniendo en cuenta que la mayor parte del tiempo la pasas en el trabajo. ¡Y eso no es nada bueno para ti ni para tu futuro bebé!. Si la situación se te hace insostenible recomiendo que acudas a tu médico de cabecera y le expongas la situación. Probablemente te dé la baja por enfermedad común hasta que des a luz. Y si quieres, paralelamente les puedes demandar, lo que conllevaria (en caso de prosperar) a la resolución del contrato de trabajo con una indemnización de 45/33 días por año de servicio más una cuantía por daños y perjuicios. Además tendrías derecho a cobrar la prestación por desempleo.

También te puede interesar...

Deja un comentario